Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

El abrazo es una muestra de afecto y amor que los seres humanos desplegamos rodeando al otro con los brazos.

La abrazo-terapia

La terapia del abrazo pone de manifiesto la necesidad vital de los seres humanos de amar y sentirnos amados.

Los estudios llevados a cabo por los investigadores parecen evidenciar que el acto de abrazar es vital y necesario para la vida. Como dijo la psicoterapeuta Virginia Satir: "Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir...."

Según Lía Barbery autora del libro El lenguaje de los abrazos, cuando nos abrazamos no solamente segregamos oxitocina, una hormona relacionada con el apego, sino que también se activa en el cerebro la liberación natural de serotonina y dopamina que son neurotransmisores con los que experimentamos una agradable sensación de bienestar, estas sustancias alivian los sentimientos negativos de soledad, aislamiento, frustración y rabia produciendo una maravillosa sensación de felicidad.

Desde que nacemos experimentamos los beneficios del abrazo cuando nuestra madre
 nos recibe en su regazo después del alumbramiento o cuando nos amamanta y nos acuna, el cerebro de la madre segrega oxitocina mientras que el bebé comienza a asociar la sensación del abrazo con la seguridad y la protección, sensación que acompaña a los seres humanos durante el resto de su vida.

El Dr. David Spiegel de la Universidad de Stanford de California se ha encargado de observar la relación entre el apoyo terapéutico grupal y la longevidad de las mujeres con cáncer metastásico de mama. 

Según el Dr. Spiegel el soporte afectivo con abrazos mejoró la calidad de vida y disminuyó el dolor de muchas afectadas hasta en un 50% con una supervivencia del doble frente a mujeres sin este soporte emocional.

El abrazo, implica contacto físico, una forma vital de dar afectividad, las personas mayores según los expertos, experimentan una especial sensación de bienestar, el abrazo reduce la tensión arterial, el estrés, la depresión, la ansiedad.

Una investigación de la Escuela Universitaria de Medicina de Miami determinó gracias a sus más de 100 estudios que el abrazo, las caricias y en contacto físico tienen un efecto muy positivo en una mejor y más rápida recuperación de los bebés prematuros, en el aumento de la analgesia en pacientes con dolor, en la mejora de los niveles de glucosa en niños diabéticos y en el sistema inmune de pacientes con cáncer entre otros enfermos.

Cuando abrazamos eliminamos tensión del organismo, como resultado se relaja la musculatura y activa la circulación sanguínea, el dolor se atenúa o incluso según el caso y origen desaparece.

Los abrazos nos enseñan el valor de dar y recibir, de compartir el "calor humano", el presente, la energía, el cariño y promueven la empatía.

Artículos Relacionados:

Las Relaciones Sociales y la Salud

Psicología del Beso

La Relación entre Hermanas y Hermanos y la Salud Familiar

La Monta a Caballo y el Estrés

Envidia sana versus envidia insana. La envidia y sus efectos

Visitas: 619

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio