Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Perlas Las Gemas Orgánicas Composición y Usos

Las perlas han sido y son consideradas como un símbolo de elegancia, riqueza y salud.

Las perlas son gemas orgánicas elaboradas por las ostras.

¿Cómo se forman las perlas?

Las perlas se forman debido a una agresión que recibe la ostra, son la respuesta protectora de este organismo vivo a una sustancia invasora e irritante, desde un simple y microscópico granito de arena a cualquier pequeño parásito o agresor para la supervivencia de la ostra que ante la amenaza genera un quiste.

Podría decirse que la perla es una herida sanada con una hermosa y bella cicatriz.

¿De qué están compuestas las perlas?

Las perlas son capas y capas de nácar que se han ido acumulando en capas concéntricas que rodean la sustancia extraña invasora a lo largo de varios años, el nácar del que también se compone la concha de la ostra es la mezcla de cristales de carbonato cálcico con un proteína llamada conchiolina.

Las Perlas en la Mitología

Las antiguas fábulas Chinas dicen que las perlas tienen su origen en el cerebro del Dragón.

La mitología Griega nos cuenta que las perlas son en realidad las lágrimas solidificadas de la Diosa del Amor derramó de felicidad al nacer del mar.

Cuenta una leyenda Árabe que las perlas se formaron al beber gotas del rocío de la Luna cuando las ostras fueron atraídas desde el fondo del océano hacia la superficie por la belleza de la Luna.

Se considera a la perla como un símbolo de pureza, por esto se utiliza y regala en ocasiones señaladas como bodas, nacimientos, día de la madre,.....

La perla es una de las gemas de nacimiento para el mes de Junio que coincide con el horóscopo Cáncer por su alusión a la Luna y al medio Agua, Mar.

La Perla Peregrina

Es este el nombre que se le da a una perla singular por su forma, tamaño, brillo y color.

¿Cual es la perla ideal?

Algunos prefieren la perla perfectamente redondeada y suave como presentan las perlas Japonesas de Akoya, otros prefieren las perlas más barrocas, rugosas y con diferentes formas, las más raras y exóticas, lar formaciones artísticas, el criterio y gusto personal no tiene reglas. 

Se sigue dando más valor a las perlas salvajes que aparecen de forma espontánea en la naturaleza, denominadas perlas naturales, no obstante dado que experimentan el mismo proceso de formación y composición, las perlas cultivadas o perlas de agua dulce ofrecen una gran belleza, siguen siendo naturales en cuanto al proceso de formación y el nácar que las ha formado, además los moluscos que las fabrican generalmente no mueren durante la extracción de la perla, gracias a las técnicas que se utilizan para su cultivo.

Perlas de Agua Dulce versus Perlas de Agua Salada

Las perlas de agua salada se forman a partir de un núcleo que se "siembra" en la ostra para que comience a segregar el nácar que lo recubrirá.

Por ejemplo las perlas Japonesas Akoya tan apreciadas por su redondez, se "siembran" introduciendo en la ostra un bola de plástico que el molusco va recubriendo con capas de nácar, con el tiempo pueden deteriorarse y perder el lustre ya que no son nácar sólido.

Las perlas de agua dulce no tienen núcleo, son todo nácar.

Con respecto a la coloración depende del molusco y las aguas en las que habita, la coloración de las perlas cultivadas se consigue gracias a las sales de colores que se ponen en el agua en que se crían. 

¿Cómo se cuidan las perlas?

Como su medio natural es el agua, es importante evitar que esta gema se reseque, pueden limpiarse con un paño húmedo o sumergirlas en una dilución de agua con bicarbonato, teniendo siempre mucho cuidado con el engarce que se ha utilizado.

Nunca deben utilizarse productos abrasivos o ácidos como el amoniaco, cloro, limón o vinagre ya que dañarán y disolverán las perlas si el contacto es prolongado.

Los maquillajes, aceites esenciales, perfumes y otros productos cosméticos también pueden dañar y manchar el nácar, por lo tanto no han de aplicarse mientras se llevan las perlas.

Conviene guardarlas separadas de el resto de joyería para evitar arañazos y siempre protegidas con un paño o bolsa de seda o algodón.

Usos de las Perlas

Puesto que las perlas naturales son escasas y difíciles de encontrar en su día, se usaron como moneda de cambio y artículo de inversión.

El cultivo de perlas naturales facilitó el acceso a este artículo a todo tipo de personas independientemente de su poder adquisitivo.

Utilizadas como gema en joyería, para la elaboración de complementos y vestidos, adornar zapatos, fabricar botones....

Muy utilizadas en cosmética, antaño también en la cocina.

El Polvo de Perlas y su Uso en la Cosmética

El polvo de perlas se ha utilizado desde hace miles de años en Medicina Tradicional China en la elaboración de preparados para el cuidado de la piel, como exfoliante, para mitigar las arrugas, mejorar su elasticidad, conferir luminosidad, aclarar el tono de la piel y atenuar las manchas del cutis.

El polvo de perlas es un producto bioactivo, contiene proteínas y calcio, 18 aminoácidos y más de 1 docena de minerales.

Al parecer también es ideal para el cuidado de todo tipo de piel reactiva y con acné, seca, grasa, mixta y normal.

En Asia y debido a la abundancia de las perlas se comercializa su polvo además de para el cuidado de la piel, para el cuidado de los dientes, ya que una perla puede contener hasta un 80% de calcio.

¿Cómo se disuelve una perla?

Generalmente con ácido acético, esto es vinagre, antiguamente las mujeres disolvían los botones de nácar con zumo de limón para limpiar el rostro.

Se cuenta que Calígula gustaba disolver perlas en vinagre con el que aderezaba el pescado, en una vinagrera de oro con forma de concha.

Artículos Relacionados:

Joyería de plata y salud

Usos saludables del cobre

Crisoterapia la terapia con oro

Visitas: 2337

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio