Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

9 Remedios Naturales para Subir las Defensas

Un sistema de defensas sano es capaz no solo de identificar sino también de neutralizar cualquier agente extraño que intente franquear las barreras naturales de que dispone nuestro organismo.

¿Cuáles son las barreras naturales?

Entre otras podemos destacar la piel y las mucosas tanto de las vías respiratorias como del aparato digestivo.

Son por tanto una dieta equilibrada y el ejercicio moderado junto con el descanso apropiado los que contribuyen a que nuestras defensas disfruten de la suficiente capacidad de reacción y de recuperación ante una amenaza, no obstante el ser humano desde antaño ha buscado en un sin número de complementos una forma de apoyar y complementar el sistema defensivo del cuerpo, con terapias múltiples como la acupuntura, la hidroterapia, la fitoterapia etc.

Cuatro sustancias bien conocidas son firmes aliados del sistema inmune, veamos por qué....

La Echinácea

La raíz de la equinácea angustifolia no solo aumenta la producción de leucocitos y otros mecanismos del organismo para luchar contra las infecciones, sino que también ejerce un efecto bactericida, fungicida y antivírico.

La acción de la echinácea no puede compararse con la de los antibióticos farmacológicos puesto que las propiedades de esta singular planta Americana similar a una margarita se aprecian a medio y largo plazo, especialmente con el objetivo de potenciar las propias defensas del organismo y no anularlas, evitando así incluso las recaídas.

Se recomienda intercalar el uso de la echinácea con cortos periodos de descanso e incluso alternarla con otros estimulantes naturales del sistema inmune.

Algunos especialistas recomiendan la toma de Equinácea durante dos meses y luego descansar, cabe destacar que no está aconsejada durante el embarazo y la lactancia, tampoco en caso de sufrir hepatopatías o enfermedades autoinmunes.

El Propóleo

Una especie de resina vegetal que las abejas recogen y transforman con su saliva para convertirla en un producto capaz de desinfectar la colmena, sellar las grietas y embalsamar de alguna manera cualquier intruso de la colmena.

El propóleo contiene:

Resinas, aceites esenciales, bálsamos, minerales, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos, más de cincuenta grupos de flavonoides que lo convierten en una sustancia analgésica, anti-inflamatoria, desinfectante y revitalizante, además también es antioxidante, antifúngico citoestático, cicatrizante e inmunoestimulante.

Por esta razón el propóleo se ha utilizado como ayudante natural para múltiples patologías: otitis, faringitis, infecciones bucales, inflamaciones de la mucosa gástrica, quemaduras, verrugas, cistitis, psoriasis, afecciones bronco-pulmonares.......

El Ginseng

Es la raíz de una planta Oriental que se ha utilizado desde hace cientos de años como potente tónico del sistema nervioso de las defensas.

Las 3 variedades de Ginseng que se utilizan si bien distintas todas fortalecen el sistema inmune y previenen las infecciones respiratorias, son la variedad asiática Panax Ginseng, la variedad Americana o Panax quinquefolius y la variedad Siberiana o Eleuterococo.

Al parecer el Ginseng aumenta la producción de interferón, estimula la actividad de los fagocitos y las células asesinas naturales como indicó el estudio del año 2007 de Canadá sobre el Ginseng Norteamericano, con 200 mg, 2 veces al día en invierno y una reducción en la incidencia de los resfriados y una mejor respuesta a las vacunas contra la gripe.

El Zinc

Es un mineral aliado del sistema inmune ya que aumenta la producción de linfocitos T y mejora la respuesta del organismo frente a las infecciones.

El efecto beneficioso del zinc sobre el sistema inmune es especialmente notable en las personas mayores puesto que suelen presentar más carencias de zinc y un sistema inmune debilitado.

Ha quedado constatado que el zinc ayuda en el tratamiento de infecciones respiratorias como los resfriados y la gripe, la tos y la rinitis.

El Selenio

Un mineral antioxidante que aumenta la producción de glóbulos blancos y actúa contra algunos virus frenando su reproducción. 

Según los expertos la toma de suplementos con selenio mejora la respuesta de las vacunas.

Los Ácidos Grasos Esenciales

Si bien su efecto preventivo de enfermedades es cada vez más reconocido, cabe destacar el efecto beneficioso en problemas cardiovasculares, de falta de ánimo, memoria y concentración.

Los ácidos grasos omega 3 abundan en el pescado azul y en algunos vegetales como el lino, la nuez, la chia....

Debido a que la dieta occidental suele ser rica en ácidos grasos omega-6 en detrimento de los omega-3, conviene controlar o evitar su desequilibrio.

Desequilibrio entre ácidos grasos omega 3 y omega 6

Un exceso de omega-6 favorece los procesos inflamatorios, mientras que un mayor aporte de omega-3 los previene.

Con respecto a la inmiunidad también ejercen efectos contrapuestos.

Los linfocitos B y T son antagonistas el uno del otro.

Los eicosanoides del ácido araquidónico omega 6, estimulan a los linfocitos B e inhiben los linfocitos T, mientras que los eicosanoides de los ácidos EPA y DHA o Omega 3 estimulan los linfocitos T e inhiben a los linfocitos B, una cuestión que hay que tomar en consideración.

El Aceite de Hígado de Bacalo

Utilizado durante décadas, de sabor muy amargo fue un clásico de uso diario antaño, que está volviendo a utilizarse gracias a los nuevos estudios que confirman su valía y a la posibilidad de consumirlo en perlas o cápsulas.

Si bien hoy en día sabemos que uno de los beneficios del aceite de hígado de bacalao es la reducción del colesterol, también se ha puesto de manifiesto lo importante que es para reforzar nuestras defensas.

El aceite de hígado de bacalao es muy rico en vitaminas A y D.  La vitamina A ayuda a prevenir infecciones en especial del aparato respiratorio y las mucosas, pero además aumentan la respuesta de los anticuerpos y la actividad de los fagocitos y los linfocitos.

Las Setas Chinas

Han sido y son objetivo de estudio por su capacidad para estimular el sistema inmune y protegerlo frente a muchas enfermedades como por ejemplo el cáncer.

Algunas de estas Setas Chinas ya están en nuestro menú diario por tener un gusto delicioso en la cocina como el Shiitake o el Maitake, otras como el Reishi de sabor bastante amargo es preferible tomarlas en suplementos.

El Maitake, Shiitake y Reishi aumentan el número y la actividad de las células inmunes. Contienen polisacárido, el betaglucano que estimula las defensas.

La Vitamina C

Un poderoso y popular antioxidante que aumenta la concentración de células asesinas naturales y activa la producción de interferón, una proteína que el organismo utiliza para neutralizar los virus, así como de inmunoglobulinas y la enzima glutatión peroxidasa.

Protege también del daño oxidativo provocado por los radicales libres mientras se combate una infección.

La vitamina C se destruye por la acción del calor, el aire y la luz, es imprescindible para múltiples funciones metabólicas, pero a diferencia de muchos mamíferos, que la crean a partir de la glucosa, nosotros la ingerimos a través de la dieta o en suplementos.

Visitas: 1744

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio