Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

          La artritis reumatoide, cuyo nombre significa inflamación de las articulaciones, del Griego "Athorn" articulaciones e "Itis" inflamación, es una enfermedad autoinmune, un tipo de artrits crónica cuyas causas se desconocen; se cree que algunos factores intervienen en la aparición de la enfermedad como:

  • La presencia de productos tóxicos en la sangre como resultado de un metabolismo, digestión ó excreción insuficientes.
  • Causas hereditarias
  • Infecciones (bucales, de amígdalas, vesícula etc)
  • Desequilibrios hormonales
  • Exposición a ambientes frios y/o húmedos 

La Artritis suele asociarse con personas de edad avanzada pero lo cierto es que también afecta a personas jóvenes.

Algunos síntomas de ésta enfermedad incluyen: fatiga, anemia, dolor de las articulaciones, rigidez, algunos pacientes describen síntomas como los de la gripe, que incluyen pérdida del apetito, dolor general y muscular. El dolor causado por la inflamción en la artritis reumatoide suele limitar considerablemente la movilidad, y es más agudo al despertar por las mañanas.

 

En la artritis reumatoide juvenil algunos síntomas son: pérdida de peso y apetito, anemia, fiebre y en algunas ocasiones eccemas en piernas y brazos. Casi 300.000 niños en los Estados Unidos padecen alguna forma de artritis y nos 50.000 tienen artritis reumatoide, parece ser que en los jóvenes la enfermedad puede durar desde algunas semanas, meses a desaparecer para siempre, solo en algunos casos se hace crónica.

 

Según los investigadores se trata de una enfermedad autoinmune en la que las células blancas pierden la capacidad de diferenciar entre las células sanas del propio cuerpo y las invasoras de virus y bacterias, causando inflamación y dolor, por ser bien distinta a la artritis reumatoide adulta y para diferenciarla la llaman artritis reumatoide ideopática. La artritis juvenil puede aparecer desde los 6 meses hasta los 16 años.

 

Consejos prácticos del día a día para la Artritis Reumatoide en Adultos

Realize algún tipo de ejercicio suave como andar, nadar, montar en bicicleta, aerobics en el agua, Tai Chi, etc. según sus posibilidades.

Tome tiempo diario para practicar estiramientos y prevenir la rigidez.

Aplique frio seco o calor seco de forma temporal sobre las zonas afectadas para aliviar el dolor (los saquitos de semilas son muy útiles y rápidos)

Utilize sillas y sillones con el respaldo alto, utensilios específicos que le ayudarán a seguir realizando las tareas diarias y mantenerse activo como cubiertos, bolígrafos, platos y vasos, andadores etc.

Mantenga el "estrés a raya", ejerza autocontrol ayudandose de ejercicios de respiración, pensamiento positivo, meditación, música relajante.

Disfrute de baños en agua caliente que contenga sales de epson ó de magnesio.

Si además sufre de sobre peso que podría estar añadiendo desgaste a sus rodillas ó tobillos, cuide su alimentación.

 

Algunas ayudas caseras populares de uso tradicional son: los jugos de patata, jugos de frutas y verduras crudas alcalinizantes,  bebida de semillas de sésamo, extracto de ajo, la ingesta de alimentos ricos en vitamina B, como los plátanos, el zumo de lima, el harpagofito, la boswellia y el mejillón verde.

                             

Los baños en el mar y aguas termales, ricas en yodo y minerales que regulan la alcanidad de los tejidos, las cremas de cobre (en medicina ayurveda se deja reposar agua en un vaso de cobre por la noche y se bebe por la mañana para ingerir el mineral traza), en occidente son populares las pulseras de cobre.

 

 

Visitas: 693

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2017   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio