Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

La Luteína la Zeaxantina y Omega 3 Mejoran la Función Cognitiva en la Vejez

La Luteína y la Zeaxantina son dos carotenoidos capaces de cruzar la barrera sangre - retina para formar el pigmento macular en el ojo. Estas maravillosas sustancias también se acumulan en otros órganos, preferentemente en el cerebro.

Los estudios epidemiológicos sugieren que la luteína y la zeaxantina en la dieta podrían ser beneficiosas en el matenimiento de la salud cognitiva. 

Un examen de la relación entre la cognición y las concentraciones de luteína y zeaxantina en el tejido cerebral de las personas mayores ya fallecidas, desveló que las concentraciones  de zeaxantina en el tejido cerebral se relacionaron significativamente antes de morir, con medidas de la función cognitiva global, la retención de la memoria, fluidez verbal y gravedad de la demencia después del ajuste por la edad, sexo, educación, hipertensión y diabetes.

Según este mismo análisis, las concentraciones de luteína en el cerebro fueron significativamente más bajas en las personas con deterioro cognitivo leve que en aquellas con función cognitiva normal.

Según el American Journal of Clinical Nutrition en otro ensayo doble ciego, controlado con placebo en mujeres mayores a las que se suministró suplemento de luteína solo o en combinación con DHA, mejoraron significativamente las puntuaciones de fluidez verbal en el tratamiento del grupo combinado de DHA-Luuteína. Las puntuaciones de memoria y de tasa de aprendizaje también mejoraron significativamente en el grupo del tratamiento combinado, que mostró una tendencia hacia un aprendizaje más deficiente.

Por último recordar que el aumento de las tasas de atrofia cerebral es común en las personas mayores con deterioro cognitivo, en especial aquellos que eventualmente desarrollan la enfermedad de Alzheimer. Según los investigadores las concentraciones plasmáticas de ácidos grasos Omega 3 y la homocisteína están relacionadas con el desarrollo de la atrofia cerebral y la demencia.

Según un estudio de la Universidad de Oxford publicado en Abril del 2015, en el ensayo controlado con placebo se estudió si las concentraciones de omega 3 en plasma o ácido eicosapaentaenoico y ácido docosahexaenoico modificaban el efecto del tratamiento con vitaminas B. Los sujetos fueron evaluados con exámenes craneales de resonancia magnética al inicio y después.

Se reveló una interacción significativa (P=0,024) entre el tratamiento con vitamina B y el plasma combinado de ácidos grasos Omega 3 o ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico, en las tasas de atrofia cerebral. El tratamiento con vitaminas B en las personas con alta base de ácidos grasos omega 3, desaceleró la tasa media de atrofia en un 40% en comparación con el placebo.

Artículos Relacionados


Luteína Zeaxatina y Zinc Protectores de los Ojos Frente a la Radiac...

La contaminación por los coches sobre las neuronas

Detección precoz del Alzheimer con un examen ocular

Visitas: 371

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio