Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

¿Qué es y cómo actúa el Ácido Hialurónico?

El ácido hialurónico es un miembro de los conocidos como glicosaminoglicanos, esta sustancia pertenece al grupo de los mucopolisacáridos ácidos no sulfatados, sutancias gelatinosas y pegajosas que actúan como lubricantes.

Está presente en la sustancia extra celular de los tejidos conectivos, también el líquido sinovial de las articulaciones y en el humor vítreo del ojo.

El ácido hialurónico es soluble en agua con la que forma disoluciones viscosas. Esta propiedad con la que alcanza gran volumen de agua le permite actuar como lubricante.

En esta familia también se incluye a la condroitina.

¿Cómo Funciona el Ácido Hialurónico?

El ácido hialurónico es un importante componente del tejido conectivo que está en el tejido extra celular y componente mayoritario del líquido sinovial que lubrica y amortigua la articulación.

Está presente también en la matriz extracelular de la piel y el cartílago.

Con su presencia en el tejido sinovial llena la cavidad articular actuando de lubricante, manteniendo el apoyo a la fricción entre huesos cuando los movemos.

Hay presencia de ácido hialurónico en el humor vítreo, la parte que constituye el medio transparente del ojo, el espacio entre la retina y el cristalino, se trata de un líquido gelationoso encerrado por una membrana hialoidea, cuyas funciones son permitir el paso de la luz a la retina y la sujeción anatómica de la retina.

El ácido hialurónico también está en la piel, el tejido concectivo y el tejido conjuntivo con rasgos diferenciados según el tipo de matriz.

La matriz de forma de fibras proteicas inmersas en una sustancia fundamental líquida, gelatinosa o sólida. En el líquido extra celular, además de una serie de sustancias químicas presentes la sustancia fundamental contiene ácido hialurónico que es la sustancia viscosa, deslizante que mantiene unidas a las células, lubrica las articulaciones, ayuda a mantener la forma del globo ocular y ayuda a los fagocitos a emigrar a través del tejido conjuntivo durante el desarrollo y reparación de las heridas.

El tejido conectivo laxo mantiene a la piel y los órganos en su sitio. El tejido conectivo fibroso está presente en tendones, ligamentos y cartílagos. El ácido hialurónico desempeña por tanto un papel fundamental en ambos tipos de tejidos.

Es muy importante en la piel y en su reparación ayudando al mantenimiento de las células de la piel y sosteniendo el nivel de humedad y elasticidad.

En la piel el ácido hialurónico está sintetizado en los queratinocitos.

Cuando una piel se daña por los radicales libres y se inflama las células de la dermis dejan de producir ácido hialurónico hecho que a su vez debilita la capa externa de la piel o epidermis, el daño en la dermis lleva a la formación de arrugas.

Según los especialistas a partir de los 45 años se desarrollan las arrugas principalmente porque los niveles de ácido hialurónico comienzan a caer en picado.

Con respecto a las personas mayores de 70 años su nivel de ácido hialurónico se ha reducido en un 80% desde los 40 años aproximadamente.

La presencia de ácido hialurónico permite un espacio intersticial libre que favorezca la comunicación interdcelular y la llegada de metabolitos procedentes del riego sanguíneo.

El Ácido Hialurónico y Las Articulaciones

Se sintetiza por los sinoviocitos y condrocitos, es componente mayoritario en el líquido sinovial y en el cartílago articular. Su uso en clínica se sugirió tras determinarse que la concentración de ácido hialurónico en el líquido sinovial de pacientes con artrosis era menor.

El ácido hialurónico en la articulación ofrece visco elasticidad del líquido sinovial, actuando como lubricante y ayudando en la recuperación de la articulación.

Con referencia a la actividad del ácido hialurónico como mediador en la inflamación, los estudios realizados indican que el líquido sinovial de la rodilla en pacientes con artrosis o artritis reumatoide y tratados con ácido hialurónico intraarticular reducen los valores de PGE2.

Además ha sido estudiado por científicos durante más de 40 años por lo que se sabe que es un componente clave de muchas funciones corporales y tienen cientos de estudios que muestran su valor en la piel y la articulación.

A nivel articular necesita la sinergia de otros elementos como las proteínas naturales de colágeno tipo II, sulfato de condroitina, glucosamina y otros proteoglicanos.

Esta sinergia proporciona al organismo materias primas nutricionales necesarias para apoyar adecuadamente la salud de articulaciones y tejidos conectivos. Aumenta el líquido sinovial y apoya la síntesis de cartílago articular.

Una mezcla de nutrientes de estas características contribuiría a disminuir la probabilidad del deterioro  de la articulación.

Según algunos estudios el colágeno tiene actividad en la gestión de los síntomas de la osteoartritis crónica.

El sulfato de condroitina es una sustancia también gelatinosa que proporciona sujeción y adherencia al cartílago, la piel, hueso y vasos sanguíneos.

La condroitina pertenece a la familia de glicosaminoglicanos, tiene una estructura muy similar al acido hialurónico y coinciden en la participación estructural del cartílago, piel, vasos sanguíneos y otras estructuras del tejido conjuntivo como ligamentos y tendones.

El sulfato de condroitina es esencial en el cartílago  y está afectado en enfermedades articulares degenerativas como la artrosis, forma parte de la estructura de la articulación manteniéndola hidratada y nutrida.

Visitas: 1737

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2019   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio