Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Probióticos para mejorar la salud, descubre como actúan

Siempre se había pensado que los microorganismos en los alimentos podían poner en peligro la salud humana, hasta que el microbiólogo Ruso Elie Metchnikoff dio un giro a este concepto, al postular que algunas bacterias no son necesariamente perjudiciales para los humanos y que de hecho pueden ser beneficiosas para la salud y el bienestar.

La explicación de Metchnikoff fue que en el yogur hay presentes microorganismos acidófilos que al colonizar el tracto gastrointestinal desplazan a los microorganismos patógenos existentes y responsables de trastornos y enfermedades.

Metchnikoff fue el primero que propuso la ingesta de las bacterias contenidas en las leches fermentadas como forma de modular la fibra intestinal y así evitar diversas enfermedades y alargar la vida, poniendo de manifiesto que las personas que consumían habitualmente yogur mostraban una mayor longevidad con respecto a las que no solían hacerlo.

A Metchnikoff sus investigaciones le sirvieron para obtener el Premio Nobel de Medicina en 1907.

En 1989 Fuller definió a los que hoy llamamos probióticos como 'Aquellos microorganismos vivos, principalmente bacterias y levaduras, que son agregados como suplemento en la dieta y que benefician al huésped mejorando el equilibrio microbiano de su flora intestinal.'

Estos microorganismos que ingerimos a través de la alimentación logran llegar vivos al intestino delgado donde interaccionan con las bacterias de la microflora endógena.

Además colonizan el intestino grueso y estabilizan la flora intestinal al adherirse a la mucosa del intestino para impedir la actividad de los microorganismos dañinos formando una barrera protectora contra bacterias patógenas como la escherichia coli, la salmonella, el staphilococus, la cándida, etc.

Entre los componentes beneficiosos más destacados de la microflora se encuentran las bacterias del ácido láctico, produciendo su beneficio a través de múltiples mecanismos entre los que cabe mencionar: 

Su acción contra microorganismos dañinos.

La ocupación física de la mucosa gastrointestinal donde se encuentran los puntos de unión que otras bacterias necesitan para producir la enfermedad

La producción de compuestos beneficiosos.

Las bacterias lácticas estimulan el sistema inmune o de defensa contra las infecciones, esto contribuye a mantener o prolongar un buen estado de salud.

Además estos microorganismos beneficiosos pueden participar en la destrucción de compuestos tóxicos y en la eliminación de sustancias potencialmente cancerígenas, etc.

Los probióticos no son patógenos, ni tóxicos como ya sabemos en la actualidad, sobreviven a los jugos del estómago y del intestino delgado, ya que es vital que estas bacterias permanezcan vivas y alcancen el intestino grueso para poder expresar su efecto positivo en nuestra salud.

La adherencia de los probióticos al epitelio intestinal es importante para modificar la respuesta inmune del huésped, porque impide que otras bacterias como E. coli enteropatógena y enterotoxigénica, Salmonella, Yershinia,etc... se unan al epitelio.

Puesto que los probióticos no colonizan de forma permanente al huésped, deben ingerirse regularmente. Los más comunes son los Lactobacilos y los Bifidobacterias.

En resumen, la flora intestinal constituye un complejo ecosistema en el que muchas especies de bacterias viven en una relación simbiótica para mantener el organismo joven y sano con el equilibro bacteriano.

Puesto que es fundamentalmente en el intestino donde se produce la asimilación de los nutrientes y la eliminación de los residuos metabólicos, energéticos y neurohormonales, es necesario mantener una perfecta higiene intestinal, cuidando la alimentación, consumiendo alimentos probióticos como el yogur de calidad u otros que contengan microorganismos buenos en condiciones de perfecta vitalidad y capaces de integrarse a la flora autóctona del organismo proporcionando efectos beneficiosos. 

Cuando estamos en presencia de un desorden intestinal puede ser necesario seguir una terapia más energética y tomar productos que contengan más microorganismos de los que contienen los productos fermentados, con una ingesta diaria de probióticos para mantener en niveles elevados el ecosistema digestivo.

Visitas: 444

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio