Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

El fruto de la granada también llamado Punica granatum tiene un efecto antioxidante mil veces superior al arándano y la uva, con efectos saludables sobre el tracto gastrointestinal y el metabolismo del azúcar y las grasas, el hígado y el sistema cardiovascular, así como las enfermedades en las que está implicado el estrés oxidativo como la osteoporosis, algunos tipos de cáncer, la diabetes, el Alzheimer, el sobrepeso, la disfunción eréctil etc.

La Granada y sus Componentes

La granada o el granado, Punica granatum, del género de las litráceas, se considera una familia botánica en sí misma, es originario de Asia central y se cultiva en la cuenca mediterránea. Es un árbol que puede alcanzar hasta los 15 metros de altura, puede vivir cientos de años, está cubierto de hojas y ramas brillantes de unos 10 cm de largo. Sus frutos, las granadas se cosechan desde septiembre hasta diciembre. Puede comerse como fruta de mesa, en ensaladas, salsas, postres, mermeladas, jaleas, gelatinas, caramelos, zumos, etc.

Principios Activos de la Granada

A destacar tenemos las antocianidinas como delfinidina cianidina y pelargonidina, así como la punicalagina A y B, la punicanila, la pedunculagina y el ácido elágico. Estos componentes de la granada son responsables de sus efectos beneficiosos en la salud. Se sabe que el zumo de Granada dependiendo de la variedad, la zona y el
 tipo de cultivo, contiene entre 0,2% y un 1% de polifenoles saludables, la mayor parte de ellos antocianinas.

Hay que destacar además el efecto antioxidante de la punicalagina, capaz no sólo de captar radicales libres sino también de quelar metales para facilitar su eliminación del organismo.

Así, el efecto de la granada no puede asociarse a un único componente, por lo que no sería suficiente recurrir al uso de altas concentraciones de alguno de sus componentes aislados; por el contrario habría que tener en cuenta la sinergia entre los numerosos componentes polifenólicos que contiene.

Investigaciones sobre la Granada

Se han investigado los efectos de preparados con granada en estudios experimentales y clínicos tanto con personas como con animales. Ya se disponen de referencias de los efectos terapéuticos y profilacticos frente a la arteriosclerosis, la hipertensión, las enfermedades gástricas, infecciones bacterianas, los carcinomas prostáticos, mamarios, de colon y de piel, la diabetes, la osteoporosis; de hecho el ácido elágico presente en otros frutos se ha descrito como antimutágeno y anticancerígeno.

Los preparados a base de granadasegún muestran gran número de modelos experimentales, tienen un poderoso poder antioxidante que supera incluso al del vino tinto, el té verde, el zumo de arándano, el zumo de uva y las vitamina C y E.

Los investigadores han analizado el alcance de la protección del monóxido de nitrógeno frente a la degradación oxidativa, mostrando la granada un poder antioxidante mil veces superior al del zumo de arándano y el de uva.

Interesantes también los resultados después de un año de ingesta de zumo de granada, el estado oxidativo del colesterol LDL de los voluntarios a estudio había disminuido en un 90% mientras que el estado antioxidante general aumentó un 130%.

También se constató una reducción del estrés oxidativo en líneas celulares de macrófagos y en individuos con diabetes mellitus del tipo 2 que en este contexto constituye un mecanismo patofisiológico clave, constatándose reducciones significativas en pacientes diabéticos según el caso.

Visitas: 810

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio