Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Según algunos estudios las personas felices tiene mejor salud y viven más tiempo.

Según el Dr. Bruno S. Frey profesor de ciencia del comportamiento de la Universidad de Warwick en la publicación Science, las personas felices superan entre 7,5 y 10 años a los que se sienten infelices, el profesor Bruno afirmó en una de sus clases inaugurales en Warwick "hoy en día estamos en condiciones de medir la felicidad".

Los individuos felices son menos propensos al suicidio.

Hay muchos factores en la vida que afectan nuestra felicidad, los genes, la sociedad en que vivimos, la situación económica, el entorno familiar, la edad, el estado civil, el nivel de estudios, etc.

La sensación de insatisfacción crónica se asocia a numerosas patologías. Hay estudios que muestran que las personas que tienen la permanente sensación de estar insatisfechas, que son pesimistas y subjetivamente infelices suelen desarrollar inflamaciones crónicas (Peter Henningsen especialista en neurología y psiquiatría de la Universidad Técnica de Munich).

Según un cuestionario a 100.000 mujeres por la oficina de salud de la mujer en Estados Unidos en un estudio durante 8 años se relacionó su nivel de vida y las patalogías que desarrollaron tales como osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc presentando mejor pronóstico las más optimistas.

Al parecer tener un mayor nivel de estudios también está relacionado con la felicidad. Un estudio famoso a monjas concluyó con que las religiosas con más estudios vivían más tiempo, con menos enfermedades degenerativas y con más calidad de vida al final de sus días que las religiosas que no tenían estudios; como los investigadores tenían más información ya que hace un siglo la madre superiora pedía a las novicias que pusieran por escrito sus motivos por los que querían ingresar en el convento junto con lo más significativo de su infancia y su adolescencia, las que tenían autobiografías positivas vivían más que las que hicieron descripciones negativas, según el profesor Ed Diener (Universidad de Illinois) ¿La conclusión de los investigadores? La ansiedad, la depresión, la falta de satisfacción en las actividades diarias y el pesimismo se asocian con un incremento en las tasas de enfermedades y una vida más corta.

¿Cómo interviene el sentirse feliz en favorecer la salud?

Algunos investigadores creen que los estados de ánimo positivos reducen las hormonas relacionadas con el estrés, como los niveles de cortisona, por lo que la función inmonológica se ve aumentada y el corazón se recupera rápidamente después del esfuerzo.

Lo que sí tienen claro es lo que ocurre cuando padecemos de sentimientos de enfado. Según los estudios d ela Unidad de Psiquiatría y Psicología Médica de la Universidad de Valencia en España, la ira aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. El sistema neuroendocrino por su parte también padece el efecto del enfado y se dispara la testosterona, una hormona relacionada con la agresividad; el hemisferio frontal derecho del cerebro que está relacionado con las emociones de acercamiento y relación con otros, pero en este caso con emoción de ira y rechazo.

Se ven afectadas también las expresiones faciales, los movimientos corporales, la voz, la respiración, el tono muscular, las secreciones hormonales, la percepción cognitiva, el ritmo intestinal, la salivación, la vesícula, la sudoración y el metabolsimo en general, porque las amígdalas situadas en el lóbulo temporal reciben y todas las impresiones de lo que nos rodea, es decir "gestionan todo lo que nos pasa por la cabeza".

Según el Dr. Fernando Martínez Pintor la amígdala informa al sistema nervioso autónomo pudiendo producir dolor, somatizaciones, intestino irritable, palpitaciones; a través del sistema neuroendocrino la amígdala favorece la liberación de cortisol, la llamada hormona del estrés, que es capaz de llegar al cerebro atravesando la barrera hematoencefálica, con el tiempo el cortisol puede lesionar el hipocampo por lo que resentirá la memoria, la capacidad de concentrarse y de prestar atención, además de lesionar el haz bulboespinal que tiene efecto analgésico.

Para gestionar de forma natural estas reacciones los expertos recomiendan la técnica de "La Inteligencia Emocional". Según un estudio de la Universidad de Rochester, quienes confían en su propia capacidad para alcanzar sus metas a pesar de las dificultades viven más y de forma más saludable.

Es importante enseñar a los niños y jóvenes a gestionar las situaciones adversas de la vida y los sistemas de recompensa, ya que éstos tienen mayor riesgo de padecer síntomas depresivos y malestar psicológico cuando prefieren la gratificación rápida y carente de significado.

Visitas: 624

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio