Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Teoría del Biomagnetismo y la Magnetoterapia Celular

El biomagnetismo está considerado un sistema tanto de diagnóstico como de terapia natural.

El biomagnetismo es la terapia con imanes utilizada para equilibrar el funcionamiento del organismo.

El uso del magnetismo se conoce desde hace miles de años en China, donde se apreciaba su existencia en trozos de hierro, para ser utilizados, los pedazos de hierro magnetizados en medicina, al parecer Paracelsus también experimentó con esta técnica en sus pacientes, también Plinius hizo sus demostraciones con el magnetismo y se sabe que el Dr. Marcel utilizó el método magnético para los casos de dolores de cabeza, también el Dr. Ibn Sini lo utilizó tratando de curar la depresión.

Ya en tiempos modernos puede citarse al Dr. Kyoichi Nakagawa del Hospital Izuzu de Tokio como fundador del magnetismo moderno y que parece ser obtuvo resultados muy positivos en algunos de sus pacientes.

Cómo Funciona el Tratamiento Magnético

Se trata de un pequeño metal magnético del tamaño de una lenteja o un botón, que no se oxida e irradia permanentemente fuerza magnética, su aplicación es sencilla, ya que el pequeño botón magnético se aplica con un adhesivo en el lugar indicado o en cualquier zona dolorosa.

Al parecer los imanes alivian la zona muscular dolorida, su fuerza magnética es completamente inofensiva para el cuerpo humano, aún con su uso continuado parece que no hay reacción negativa en el organismo.

La radiación magnética de un punto al contacto del cuerpo es de 500 Gauss y sus defensores defienden que este sistema mejora la circulación sanguínea, relaja los músculos, calma los nervios y alivia los dolores.

Cuando se aplica en el sitio adecuado, aumenta la cantidad de iones en la sangre y estimula la circulación dando tranquilidad al organismo.

No es necesario quitar los magnetos durante el baño ya que estos se aplican a la piel con una cinta adhesiva.

Algunas personas pudieran sentir picazón en la zona, siendo ésta sintomática del efecto magnético, en cuyo caso hay que volver a aplicarlo en la zona dolorida pero con una ligera desviación.

Generalmente este tipo de magnoterapia aplicada a la piel suele durar unas 8 semanas, aunque puede repetirse varias veces.

La aplicación de los magnetos no interrumpe la terapia medicamentosa que haya podido prescribir el médico pero siempre hay que consultar con el profesional de la salud su compatibilidad y de cualquier modo por lógica no es aconsejable su uso en personas que lleven estimuladores cardiacos o aparatos similares.

Al parecer los imanes son favorables en las inflamaciones, ulceraciones, flujos, afecciones internas y externas.

Teoría de los Milivoltios Celulares

Los biopolímeros y las membranas celulares son en la práctica como minúsculas pilas en las que se han podido medir incluso la tensión producida, en concreto por las células nerviosas sanas, entre el interior y el exterior existe una diferencia potencial de 90 milivoltios.

Cuando una de las células enferma por cualquier causa pierde su reserva de Energía, es decir se descarga como si de una pila se tratase, de este modo una célula que estando sana debería tener una tensión de 70 milivoltios, cuando enferma sólo tiene 50-55, si dicha tensión baja por debajo de los 30 milivoltios se produce una necrosis; cuando estas diminutas pilas del organismo se descargan el organismo nota las consecuencias en forma de dolor.

Para favorecer el retorno a la normalidad de todas estas células, es necesario recargarlas, de ahí la importancia de la magnoterapia. Estudios realizados sobre fibras celulares indican que estimula la mitosis y aumenta el recambio de ácido nucléico; también activa las defensas inmunitarias según el científico italiano D´al Conde, en los traumatismos se acorta en un 25% el proceso de curación y rehabilitación.

Las cicatrizaciones son tres veces más cortas y todavía más interesante puede ser una aplicación en procesos degenerativos como la arteriosclerosis, artropatías inflamatorias y en neuralgias y traumatismos infecciosos.

Las últimas investigaciones sobre magnetoterapia se basan en estudios realizados en Estados Unidos, Europa del Este y Japón, países donde se han utilizado para varios tratamientos y al parecer con éxitos sorprendentes. 

También se ha investigado su utilización sobre el comportamiento después de haberse observado efectos sedativos sobre el sistema nervioso central. El Dr. Conde afirma que un tratamiento con magnetoterapia cinco días antes de una intervención lumbar puede variar los niveles de adrenalina y serotonina lo que sería un indicativo de su efecto sedativo.

Desde el descubrimiento realizado por los científicos rusos Alexander y Gurvich en 1923, acerca de la existencia de un tipo de radiación por medio del cual las células se comunican entre sí, los biólogos de todo el mundo han estado a la búsqueda de las partículas y mecanismos empleados en este proceso.

El Dr. Popp opina que este tipo de radiaciones se encuentran efectivamente al servicio de las comunicaciones celulares, puesto que se trata de una emisión de tipo lasérico, es decir, las células sanas no emiten ondas luminosas de forma caótica, sino rítmica y coherente. Así nace un nuevo punto de vista para el concepto enfermedad, puesto que las células sanas han demostrado ser excelentes acumuladores de protones y tienen mayor capacidad para conservar su energía que cualquier otro acumulador técnicamente realizable.

La magnetoterapia ocupa un lugar privilegiado ya que somete al organismo a un tratamiento de coherencia mediante la proyección de corrientes magnéticas, corrigieno y fortaleciendo el trabajo celular.

Patrocinados:

Par Biomagnético 2500 Gaus

Guía de Magnetoterapia Médica

Parches magnéticos

Visitas: 129

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2017   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio