Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Lo ideal es volver a los analgésicos naturales, los que nos ofrece la naturaleza

La apitoxina es el veneno secretado por la abeja obrera a través de dos glándulas, una ácida y otra alcalina ubicadas en el interior del abdomen. Lo utilizan como defensa ante los enemigos. Es un líquido de sabor amargo. 
Cada aguijoneada inyecta unos 0,3 miligramos de ese veneno aproximadamente.
El poder anti inflamatorio del veneno de la Apitoxina se debe a tres enzimas: La apamina, eficaz contra el dolor. El péptido 401, un potente antiinflamatorio y la Melitina, que ayuda al sistema inmunológico a reconocer y no atacar a las articulaciones.
La apitoxina posee cuatro acciones principales: antiinflamatoria, analgésica, vasomotor y autoinmune.
En la artrosis, además de aliviar el dolor, estimula la hipófisis, activando todos los mecanismos del cuerpo para reparar el cartílago desgastado.
Otras propiedades de la Apitoxina, es que mejora el funcionamiento del hígado, del sistema nervioso central y periférico, baja la presión arterial, reduce los niveles de colesterol, corrige arritmias cardiacas, es un gran antialérgico y renueva la circulación sanguínea.
La Apitoxina, al igual que los otros productos de la colmena, tiene muchas cualidades y son una buena opción cuando no se encuentra la solución en tratamientos tradicionales.
Es recomendable el uso combinado de los productos de la colmena, ya que se potencian entre ellos.
La Apiterapia se ocupa del mantenimiento y o recuperación de la salud, con el uso de los productos de la colmena. Es tan importante la prevención como de la curación.

Visitas: 268

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio