Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Muchos hombres comienzan a preocuparte por la recesión del pelo a medida que envejecen. Pero existe otro tipo de recesión mucho menos conocida pero igual de preocupante que, además, afecta tanto a hombres como mujeres. Hablamos de la recesión gingival, un problema que se da en la línea de las encías y que puede provocar serias complicaciones dentales. Athenadental te ofrece los equipo dental a un precio barato y de un buen calidad, tales como camara intraoralmaquina de rayos x dentalpieza de mano dental.

 

La recesión gingival ocurre cuando las encías y los huesos que sujetan el diente empiezan a retraerse. Esta situación se produce de manera natural a medida que envejecemos, pero existen varios aspectos que pueden acelerar este procedimiento: un cepillado agresivo, una higiene inadecuada, el bruxismo o la enfermedad periodontal, son los principales causantes de este problema.

De no tratarse, la recesión de las encías deja expuestas las raíces, lo que puede ser muy doloroso y provocar sensibilidad al frío y al calor. Además, las raíces expuestas también son propensas a desarrollar caries dentales radiculares, pudiendo comportar la pérdida dental.

Claves para evitar la recesión gingival

Una buena técnica de cepillado. Mantener una buena técnica de cepillado es fundamental para evitar la recesión gingival. Como hemos señalado, muchos casos se deben a una técnica demasiado agresiva. En este sentido muchos profesionales recomiendan la técnica de Bass. Consiste en realizar movimientos suaves y verticales para limpiar con profundidad los surcos gingivales.

Los productos de limpieza. Además de la técnica de cepillado, para evitar la recesión de las encías también conviene revisar los productos de limpieza que usamos. Es muy importante usar pastas dentales y colutorios que no resulten demasiado abrasivos. Si tienes cualquier duda sobre tus productos de limpieza es recomendable consultarlo con el odontólogo de confianza.

Evitar la acumulación de placa bacteriana. Las bacterias también provocan la retracción de las encías. Por ello conviene evitar su acumulación potenciando una buena higiene interproximal, con técnicas como el hilo dental y el colutorio. Para conseguir una limpieza más profunda, también se recomienda la irrigación bucal. Te interesa turbina dentalautoclave dental.

Tratamiento para la recesión gingival

Mientras que hay muchas maneras de frenar la retracción gingival, una vez se ha dado es muy difícil de curar. En caso que la recesión sea muy extensa, la única alternativa es la cirugía periodontal para realizar injertos de encía. Teniendo en cuenta la dificultad de este tratamiento, queda claro que la mejor alternativa es prevenir el problema para evitar así todas sus dañinas consecuencias.

El tejido gingival no se regenera por sí solo. Por ello, en caso de que el diente quede más expuesto se deberá proceder a tratamientos profesionales para recuperar la estética y la funcionalidad de la sonrisa. Uno de los tratamientos más comunes es el injerto de tejido gingival procedente de otras zonas.

Te interesa El riesgo de tomar rayos x dental.

Visitas: 2

Responde a esto

Publicidad

twitter

Facebook

© 2017   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio