Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Desde siempre hemos oído que los huesos están compuestos de Calcio.

Aunque el calcio sea el mineral predominante en el sistema óseo, hay otros nutrientes que se han revelado importantísimos para mantener una buena salud del esqueleto, como son...

El Calcio

Si los niveles de calcio en el organismo están bajos, el organismo actúa de dos formas para restaurar la homeostasis:

Mediante la absorción por el calcio que se aporta a través de la dieta

Por la reabsorción ósea, es decir liberando calcio de los depósitos en los huesos o descalcificando el hueso.

Estudios en mujeres postmenopáusicas han mostrado que al rededor del 40% de las mujeres que se estudiaron son muy deficientes en ácido gástrico.

Las personas con una baja e insuficiente producción de ácido gástrico tan solo pueden absorber al rededor del 4% de una dosis oral de calcio carbonato, mientras que una persona con un ácido gástrico normal puede absorber al rededor del 22%.

Las personas con una baja secreción de ácido gástrico necesitarían una forma de calcio que sea soluble y que esté ionizado como el calcio quelado. 

Las formas minerales queladas con aminoácidos se denominan aminoquelados y tienen la más alta biodisponibilidad en el el organismo.

Magnesio

Es uno de los minerales más abundantes en el cuerpo, es indispensable para el metabolismo correcto del calcio, se absorbe en más de un 70% de la ingestión de alimentos vegetales.

El Magnesio actúa sobre las hormonas que regulan los niveles de calcio en el organismo. Facilita la conversión de la vitamina D en forma activa 1,25 dihidroxicolecalciferol.

Interviene en:

El desarrollo del esqueleto

El metabolismo energético

 

La transmisión neuromuscular facilitando la transmisión de impulsos nerviosos

Es cofactor de varias enzimas intracelulares y mejora la utilización de la vitamina B6

Ipriflavona

Es un flavonoido isoflavona derivado de la daidzeína que es un compuesto de la soja. Se encuentra de forma natural en los alimentos aunque en cantidades insignificantes. 

El una sustancia efectiva para contrarrestar la rápida pérdida ósea que ocurre después de la menopausia.

Isoflavonas de Soja

Según los estudios tienen un efecto protector sobre la masa ósea.

Boro

El boro aumenta la actividad de una de las formas de estrógenos el estradiol en las mujeres postmenopausicas. Aumenta la retención de minerales relacionados con los huesos, como el calcio y el magnesio. Parece ser necesario para la transformación en los riñones de la Vitamina D en su versión activa 1,25 dihidroxivitamina D3.

Zinc

Se ha demostrado su relación directa en la densidad mineral ósea. La importancia de la ingesta de este mineral para desarrollar un crecimiento óseo correcto es vital durante la adolescencia.

Vitamina K

Interviene en el metabolismo óseo puesto que la oesteocalcina que es una proteína específica de los huesos necesita vitamina K para su maduración.

Cobre

Su deficiencia provoca un aumento de la reabsorción ósea que conduce a una densidad mineral ósea menor y a un aumento de la incidencia de fracturas.

Vitamina D

Permite que el organismo utilice el calcio de forma eficaz. La vitamina D también puede producirse en el organismo por la acción de los rayos UVB en la piel, no obstante su síntesis se ve limitada por factores como la estación del año, la latitud, la hora del día, la contaminación, el tipo de trabajo y la edad.

Artículos Relacionados:

Visitas: 389

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio