Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

La Historia del Maíz Morado

 

Las grandes civilizaciones mesoamericanas no habrían podido pervivir sin su alimento fundamental: el maíz (Zea mais L.), producto fundamental de su agricultura y su dieta. Los mayas consideraban que el maíz era una dádiva de los Dioses a los hombres, por ello cultivarlo era un deber sagrado.

 

Cuenta el Poppol Vuh, libro sagrado de los Mayas: "Así encontraron la comida y así entró el maíz por obra de los progenitores... y de este alimento proviene la fuerza y la grandeza y con él fuern creados los músculos y el vigor del hombre...."

 

El maíz morado, también conocido como maíz azul, es una de las muchas variedades de maíz (rojo, negro, glanco, amarillo....), sus granos son de color morado caracter´çistico y es nutricionalmente más rico que el maíz amarillo. Posee un mayor contenido en proteínas y carbohidratos complejos y aporta calcio, magnesio, zinc y cobre. Se ha consumido por las personas de los Andes peruanos durante miles de años. Es el ingrediente principal de una bebida refrescante denominada "chincha morada", que data del Imperio Inca y es reputada por el folclore nativo de conferir buena salud a los que la beben.

 

Otros pueblos como la nación Hopi consideran el maíz azul el "abuelo de todos los maices del mundo" y era utilizado tradicionalmente para prepararse para viajes largos o trabajos con fuerte exigencia física.

 

Los granos de esta antiquísima planta son de un púrpura oscuro visto muy pocas veces en el reino vegetal. Es botánicamente de la misma especie que el maíz amarillo común pero a diferencia de este, es rico en unos pigmentos hidrosolubles conocidos como antocianinas, además de en otros compuestos fenólicos. La palabra antocianina deriva de los términos griegos anthos, significando flor y kuanos que significa azul. Las antocianinas son responsables de los colores púrpura, violeta y rojo en muchas plantas.

 

Las antocianinas pertenecen a una amplia familia de fitoquímicos denominados flavonoides. Hasta la fecha, se han identificado aproximadamente 4.000 diferentes flavonoides. En un estudio las antocianinas mostraron el mayor efecto antioxidante de entre 150 flavonoides diferntes.

 

Se han aislado seis antocianinas a partir del maíz morado. La principal antocianina es la cianidina 3-O-B-D- glucósido, denominada C3G, también conocida como cianidina 3-O-B glucopiranósido. Las otras cinco son pelargonidina 3-O-B-D-glucósido, peonidina 3-O-B-D-glucósido, cianidina 3-O-B.D-(6-malonil-glucósido), pelargonidina 3-O-B-D-(6-malonil-glucósido) y peonidina 3-O-B.D (6-malonil-glucósido).

 

Presentes en habas, frutas, vegetales y vinos itntos, se ingieren cantidades considerables de antocianinas como constituyentes de la dieta humana (180-215 mg. al día). Incluso estos pigmentos vegetales son empleados como colorantes alimenticios, de hecho se les clasifica con el número E-163, pero además poseen importantes propiedades beneficiosas para la salud. Se ha encontrado que poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, protegiendo al colágeno y al sistema nervioso. Han mostrado asimismo una importante actividad protectora celular.

 

Protección Antioxidante del Maíz Morado

 

 

Debido a su contenido en antocianinas, los arándanos azules han registrdo alguno de los valores antioxidantes más altos de los alimentos testados hasta la fecha. No obstante, un reciente estudio comparativo encontró que el contenido en antocianinas del maíz morado es cuatro veces superior que el de los arándanos azules.

 

Una de las antocianinas más estudiadas es la cianidina 3-O-B-glucósido (C3G). La C3G es la antocianina más abundante del maíz morado. En un estudio la 3G resultó ser la de más actividad antioxidante en el ensayo ORAC (Capacidad de absorbencia del rádical oxígeno), el cual pureba la actividad antioxidante, en comparación con otras 13 antocianinas. LA potencia de la C3G era 3,5 veces la del Trolox (un potente antioxidante sintético análogo de la vitamina E.

 

Hasta la fecha, la capacidad antioxidante de la C3G se ha demostrado en al menos una docena de diferentes ensayos. En un estudio in vitro, se analizó el potencial de la C3G para prevenir el daño causado por la luz ultravioleta (UV). Su capacidad para inhibir la oxidación de las células grasas incluida por la luz UVB (280-315 nm) fue al menos 40 veces superior a la vitamina E. El estrés oxidativo y la supresión inmune provocada por la luz UV son bien conocidos por su papel en la inducción de cánceres de piel. Esto sugiere un potencial efecto antienvejecimiento y protector de la C3G frente a los cánceres de piel.

 

Los investigadores compararon el contenido en antocianinas y compuestos fenólicos totales del maíz morado y del arándano azul. Mientras que el contenido en antocianinas y compuestos fenólicos totales en el maíz morado era de 1.642 mg./100 gr. y 1.756 mg./ 100 mg., respectivamente; en el arándano azul era de 138-385 mg/100 gr. y 292-672 mg/100 gr. respectivamente. El pericarpio del grano del maíz posee la más alta concentración de antocianinas, contribuyendo en un 45% del contenido total. Asimismo la capacidad antirradical in vitro del extracto de máiz morado frente al radical 2,2 difenil-1-picrilhidrazilo (DPPH) era mayor (3,8 veces) que el de los arándanos azules (Vaccinium corymbosum L.), los cuales han mostrado valores antioxidantes más elevados que otras plantas alimenticias comercializadas.

 

En modelos de estrés oxidativo empleando año oxidativo al hígado, ratas macho alimentadas con una dieta coneniendo un 0,2% de C3G (2g/kg de alimento) durante dos semanas antes de la exposición al oxidante mostraron significativamente menos daño hepático en comparación con el grupo control. Un estudio similar en ratas alimentadas con C3G en forma líquida (0,9mmol/kg) también encontró efectos hepatoprotectores significativos.

 

Salud Arterial con el Maíz Morado

 

La oxidación es un proceso por medio del cual una molécula es atacada por un radical libre y pierde un electrón. Dado que los electrones están emparejados, la pérdida de un electrón hace que la molécula se desequilibre. Es entonces forzada a robar un electrón de otra molécula iniciando una destructiva reacción en cadena. La herrumbre es un ejemplo de la oxidación del metal. La oxidación también puede ocurrir internamente. El colesterol, por ejemplo, es particularmente vulnerable a la oxidación.

 

La oxidación de lípidos sanguíneos contribuye a una condición conocida como ateroesclerosis. Cuando ratas macho fueron alimentadas con una dieta conteniendo una elevada cantidad de C3G (0,2% del alimento durante 2 semanas) en sustiución del contenido en sacarosa en la dieta control, su plasma santuíneo mostró un nivel significativamente más bajo de oxidación junto con un descenso significativo en la susceptibilidad de sus lípido plasmáticos (colesterol y triglicéridos) de sufrir oxidación, permaneciendo sin afectarse las concentraciones de antioxidanes endógenos (niveles plasmáticos de vitaminas Cy E, glutatión y ácido úrico). Asimismo la C3G ayuda a mantener los niveles de colesterol dentro de unos márgenes saludables (podría disminuir los niveles totales de colestero en un 16%).

 

Las antocianinas refuerzan la estabilidad del colágeno y la síntesis de mucopolisacáridos, aprotando ayuda adicional en el mantenimiento de la integridad de los vasos sanguíneos.

 

Control de peso con el Maíz Morado

 

Los investigadores de Japón compararon los pesos corporales de ratas machos alimentados con una dieta rica en grasa (HF, High Fat) con otro grupo alimentado con la misma dieta HF pero con la adición del color maíz morado (PCC,Purple Corn Color) el cual aportaba C3G (0,2% o 2 gr/ Kg de alimento). Los resultados se compararon con 2 grupos de control: uno alimentado con una dieta normal y otro alimentado con una dieta normal con C3G. Tras 12 semnanas, los resultados era obvios: Los ratones en el grupo PCC-HF mostraron significativamente menos signos de desarrolla obesidad, aunque no exibieron diferencia significativa en el consumo de la comida en comparación con los grupos de control con o sin PCC en su alimento. En relación con el grupo primario (no dieta HF o oPCC), los pesos del tejido adipoo del grupo PCC-HF no eran significativamente diferentes. Adicionalmente, se encontró que el tejido adiposo en el grupo de la dieta HF también desarrolló un estado de hiperglucemia, hiperinsulinemia e hiperleptinemica (niveles de leptina anormalmente elevados). Estas perturbacines no se observaron en el gurpo PC-HF. Estos resultados sugieren que las antocianinas pueden mejorar la resistencia a la insulina inducida por la dieta rica en grasa, apoyando un papel potencial de estas sustancias en la prevención de obesidad y diabetes.

 

El exceso de pedo puede disminur la capacidad del organismo para responder de manera efextiva a la insulina, una hormona producida por las células beta del páncreas. Debido a qu ela insulina regula el metabolismo de la glucosa y la grasa, tener sobrepeso puede en realidad contribuir a una ganancia adicional de peso, convirtiéndose este problema en un auténtico círculo vicioso.

 

La investigación emergente sugiere que la C3G previene el exceso de ganancia de peso, apoyando la saludable señalización de la insulina y la función de las células beta pancreáticas. Adicionalmente se ha encontrado que la C3G regula los niveles de expresión génica de la adiponectina, una hormona que inhibe la subida de peso y reduc elos niveles de glucosa plasmática.

 

Tras alimentar a un ratón macho con una dieta conteniendo PCC para aportar C3G (2 gr./kg. de alimento durante 12 semanas), los niveles de expresión de la adiponectina en el tejido graso blanco fueron regulado al alata 1,7 veces en comparación con el grupo control no alimentado con el colorante alimenticio. Los niveles en plasma y expresión génica de adiponectina están disminuidos en humanos y ratones obesos y en estados de insulino resistencia. Cuando la adiponectina fue administrada intravenosamente a ratones alimentados con dietas ricas en grasa/sacarosa, la ganancia de peso fue inhibida significativamente. La adiponectina también redujo los niveles de glucos plasmática en ratones delgados alimentados con una comida rica en grasa.

 

 

Respuesta saludable a la inflamación con el Maíz Morado

 

La inflamación es una respuesta inmune saludable a la infección o a la irritación, que involucra la movilización de sangre y leucocitos a los lugares heridos. Si la inflamación persiste, el cuerpo libera mensajeros químicos denominados citoquinas que llaman incluso a más células inmunes al área. Desafortunadamente, estas citoquinas pro-inflamatorias también liberan radicales libres dentro del sistema, por lo que a veces su presencia es más dañina que ventajosa. La C3G ha demostrado mantener las citoquinas por-inflamatorias bajo control, apoyando una respuesta saludable a la inflamación.

 

En un estudio sobre el potencial antiinflamatorio de l aC3G, las ratas macho a las que se les administró oralmente la antocianina en una fom alíquida (0,9 mmol/kg)), antes de inducir químicamente la inflamación aguda, mostraron niveles significativamente atenuados de óxidos de nitrógeno, factor de necrosis tumoral, alta interleuquina-1beta, IL-6 y CINC-1 en el exudado peritoneal. El nivel de la enxima óxido nítrico sintasa inducible en las células del exudado peritoneal fue marcadamente más elevado en el grupo control que en el tratado con l asustancia inductora de la inflamación (zimosan). La administrción de C3G redujo significativamente los niveles de iNOS en las células del exudado peritoneal. Basándose en estos resultados, es probable que este pigmento vegetal también module la respuesta inflamatoria de enfermedades caracterizadas por la inflamación.

 

Protección Celular con el Maíz Morado

 

En unas pruebas de laboratorio con ratas macho, primero se les administró 1,2-dimetilhidracina (DMH), un asustancia cancerígena sintetizada quimicamente, para que pudieran contraer cancer fácilmente y luego se les proporcionó comida mezclada con una sustancia cacerígena ambiental denominada pHIP (2-amino-1-metil-6 fenilmidazol (4,5b piridina). Este carcinógeno es una amina heterocícica que se encuentra en las partes quemadas de la carne y el pescado asado.

 

A un grupo de ratas incluidas en este estudio además se les administró en la dieta el pigmento vegetal (5% de la dieta total), durante 36 semanas. Tanto los signos tempranos de cánceres colorrectales y el número de tumores benignos y malignos que se formaron en el colon de ratas a las que se añadió el pigmento púrpura en sus dietas se redujeron significativamente y no hubo efectos adversos. Como resultado de este experimento, se descubrió que las 20 ratas a las que solo se les dio la sustancia cancerígena 15 (85%) desarrollaron cáncer del intestino grueso, frente a 8 ratas (40%) de las que tomaron la antocianina. Los autores del estudio anotaron que estos resultados confirman estudios anteriores en los que extractos o jugos de plantas conteniendo niveles elevados de antocianinas habían demostrado así mismo inhibir la mutagénesis inducida por aminas heterocíclicas.

 

Aplicaciones del Maíz Morado

 

Antioxidante natural

Procesos degenerativos en general

Protector celular

Prevención del envejecimineto celular

Efento antiaging de la piel

Daño en la piel por rayos UV

Prevención cáncer de piel

Modula la inflamación

Protección cardiovascular

Prevención de patología cardiovascular

Reduce los niveles de colesterol malo

Control de la presión arterial

Incremento del flujo sanguíneo

Acción diurética

Hiperglucemia

Hiperinsulinemia

Síndrome metabólico

Diabetes

Obesidad

Hiperleptinemia

 

La cantidad recomendada según los expertos es de 550 mg. de un extracto de maíz morado (Zea Mais)

 

Bibliografia:

Brack-Egg A. Diccionario Encilopédico de Plantas Útiles del Perú. Cuzco, Perú: Imprenta del Centro Bartolomé de las Casas; 1999-537-538

Bridle P. Timberlake CF. Anthocyanins as natural food colorus-selected aspects Food Chem. 1997;58 (1-2):103-109

Kong J. Chia L., Goh N, Chia T, Brouillard R. Analysis and biological activities of anthocyanins. Phytochemistry. 2003;64:923-933.

Mazza G. Miniati E. Anthocyanins in Fruits, Vegetables and Grains, Boca Raton, Fl:CRC PRess: 1993

Elliot, Inhibition of glutathione reductase by flavonoids. A structure-activity study, Biochem Pharmacol 1992;44(8): 1603-8

 

Visitas: 2465

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio