Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

La caries es un proceso patológico de múltiples factores, una enfermedad infecciosa con determinadas características entre las que se encuentra la destrucción de los tejidos duros dentarios, por los metabolitos producidos por los microorganismos incluidos en la placa bacteriana adherida a la superficie del diente.

Factores Esenciales en la Concurrencia de la Caries

Flora bacteriana, Diente susceptible o huésped y sustrato alimentario (azúcares refinados)

Existen una serie de factores secundarios que pueden afectar frenando o acelerando el ataque cariogénico del complejo etiológico determinante, placa bacteriana y que habría que citar por su especial relevancia.

  • Composición de la saliva
  • Higiene buco-dentaria
  • Flujo salival
  • Dieta

La patogenia de la caries está relacionada con la desmineralización de la estructura dentaria, por la degradación de los azúcares refinados, debido a las enzimas bacterianas, la glucosa pasa al interior de la bacteria donde es metabolizada por un proceso de de fosforilación, lo que produce ácidos orgánicos, fundamentalmente ácido láctico, que liberado en el medio, bajaría el pH de la placa bacteriana, todo este proceso se traduce clínicamente en la denominada "mancha blanca", que es opaca, perdiendo el esmalte su translucidez habitual.

Además el esmalte comienza a destruirse y si no se trata se produce la invasión de las bacterias a dentina, pulpa, pudiendo producir infecciones en el ápice de la raíz e incluso en el hueso, con las correspondientes reacciones locales y periféricas.

Este proceso es reversible siempre y cuando se afronte la remineralización y se contrarresten los factores cariogénicos, es decir, cantidad de saliva y su pH, presencia de minerales y fluoruros.

La enfermedad periodontal se refiere a la afectación bacteriana de periodonto, por el mismo proceso patogénico descrito en la caries pero sobre las estructuras que en su conjunto contribuyen al periodonto: encía (gengivitis), cemento, hueso alveolar y ligamento periodontal (enfermedad periodontal).

Los factores que inician el proceso pueden ser locales como la respiración bucal, impactación alimentaria, morfología dentaria, ciertos factores de tejidos blandos, hábitos higiénicos inadecuados, etc.

También factores modificantes sistémicos como alteraciones hormonales, de la nutrición, ciertos medicamentos, el estrés, el envejecimiento, ciertas enfermedades, anomalías genéticas (como síndrome de Down).

En conclusión, la enfermedad periodontal se considera un proceso inflamatorio de causa local (placa bacteriana) que puede modificarse en su evolución por factores locales o sistémicos, factores que regulan y reparan los tejidos óseos y conectivo en relación con ciertos aspectos de la nutrición, así como del equilibrio hormonal y enzimático, dentro del marco del estado del sistema inmune.

Además de los microorganismos presentes en la placa bacteriana, el origen de la caries y la enfermedad periodontal, el otro componente de la placa bacteriana y sin el cual tampoco puede aparecer la enfermedad son los hidratos de carbono fermentables.

La saliva es otro factor a tener en cuenta como riesgo de caries en algunas personas la salvia posee compuestos que interfieren en la adherencia y la virulencia de los microorganismos.

La salvia facilita la difusión de los productos ácidos metabólicos fuera del contenido microbiano y actúa como escudo eficaz al poseer bicarbonato

Con respecto de los factores inmunológicos la saliva posee inmunoglubulinas A secretora, Ig. M e Ig.G, de tal manera que los niños o adultos con alteraciones inmunológicas son más susceptibles de caries.

El déficit en la cantidad de saliva puede ser causado por patologías de lo más variado.

Los aspectos nutricionales tienen una repercusión enorme en las caries y enfermedad periodontal. Existen otras alteraciones como el envejecimiento, que condicionan la nutrición como son los cambios morfológicos y funcionales del aparato digestivo entre los que se podrían citar:

  • Disminución de las papilas gustativas y de la capacidad olfativa
  • Disminución de las secreciones salivares
  • Tránsito esofágico lento
  • Menor secreción ácida del estómago y frecuente atrofia de la mucosa
  • Disminución del flujo sanguíneo hepático y de la actividad de las enzimas microsomales, con modificación del metabolismo
  • Frecuente intolerancia a la lactosa que a veces manifiesta sus primeros síntomas

Los dientes tienen más funciones que el mero hecho de comer. La boca es más que la puerta al aparato digestivo. La pérdida de dientes o su estado deficiente, caries, fracturas, enfermedades periodontales, tiene sus consecuencias nefastas: en la masticación, elocución, elección de alimentos, autoestima, problemas gastrointestinales o generales que pueden deteriorar la calidad de vida.

La Coenzima Q10 y la Enfermedad Periodontal

Los pacientes con enfermedad periodontal tienen concentraciones bajas de CoQ10 en el tejido gingival y la sangra, lo que ha llevado a algunos investigadores y dentistas a recomendar su toma.

En un estudio ocho pacientes con enfermedades periodontales fueron tratados con CoQ10 a razón de 50 mg. al día, los síntomas disminuyeron significativamente a lo largo de 21 días de tratamiento.

En otro estudio a doble ciego y controlado con placebo se observó que la administración de 50 mg. al día de CoQ10 durante 21 días mejoró significativamente varios aspectos clínicos de las enfermedades periodontales como la inflamación, la profundidad del alvéolo y la movilidad del diente.

Visitas: 386

Comentarios

¡Necesitas ser un miembro de Club Salud Natural para añadir comentarios!

Participar en Club Salud Natural

Publicidad

twitter

Facebook

© 2020   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio