Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Diferencias entre la mucositis periimplantaria y la periimplantitis

Aunque muchas personas tienden a confundirlas, la mucositis periimplantaria y la periimplantitis no son exactamente lo mismo. Hay diferencias entre ellas que determinan la forma de abordarlas.

Mucositis periimplantaria: hay una inflamación de los tejidos blandos que rodean al implante.
Periimplantitis: además de la inflamación de los tejidos circundantes, hay pérdida de hueso que pone en peligro la osteointegración del implante.
Si no se trata adecuadamente y a tiempo, la mucositis periimplantaria puede derivar en una periimplantitis.

Síntomas de la periimplantitis: ¿cómo sé si la padezco?
Aunque algunos de los síntomas de la periimplantitis pueden ser percibidos por los pacientes, si sospechas que estás sufriendo este problema debes ponerte en manos de un buen implantólogo dental.

Los síntomas son:
Sangrado y aumento de profundidad en el sondaje.
Sarro y placa bacteriana alrededor del implante.
Enrojecimiento del tejido mucoso que circunda el implante.
Dolor a la percusión.
Molestias, dolor o tumefacción.
Pérdida de hueso.
Movilidad del implante.
Es difícil averiguar por ti mismo si estás padeciendo periimplantitis, porque para verificar si existe pérdida ósea es necesario realizar una radiografía. El diagnóstico profesional es imprescindible. Te interesa piezas de mano dentales, motor para implantes dentales,compresores libres de aceite para uso dental, calentador de cera para laboratorio dental, unidad radiologica dental

¿Cómo evitar la periimplantitis?
Si acabas de someterte a un tratamiento de implantología dental y estás preocupado por la posibilidad de desarrollar periimplantitis, o estás pensando en colocarte implantes y quieres evitar complicaciones, puedes estar tranquilo. Hay formas de prevenir la periimplantitis.

La mayoría de recomendaciones para la prevención de la periimplantitis son muy fáciles de seguir, y algunas coinciden con los cuidados necesarios para los implantes dentales y, en general, para tener una buena salud bucodental en general.

Escoge un buen implantólogo especialista: es la primera medida de prevención y una de las más importantes. De la correcta colocación del implante depende el mayor o menor riesgo de periimplantitis, que aumenta si la sobrecarga al masticar es elevada. Si el hueso que soporta el implante no reúne las condiciones necesarias para una osteointegración adecuada también aumenta el riesgo. Una buena técnica de colocación es fundamental para evitar complicaciones.

Cuida al máximo tu higiene dental: otra de las principales causas de la periimplantitis son las bacterias y el sarro que se acumula en torno al implante. Cepillarse correctamente y usar colutorios pueden ser tus principales aliados para evitar esta enfermedad periimplantaria.

Evita el tabaco: diversos estudios indican que los fumadores padecen un mayor riesgo a desarrollar una periimplantitis, así como todo tipo de enfermedades y problemas bucodentales. El tabaco es el mayor enemigo de una boca y unas encías sanas, tanto en lo que respecta a los dientes naturales como a los implantes dentales.

Limpiezas bucodentales: llevar a cabo limpiezas profesionales en la clínica dental puede evitar la proliferación de bacterias, sarro y placa que pueden dañar las mucosas en la zona de los implantes.
Si ya padeces la periimplantitis, no todo está perdido. Además de medidas de prevención también se puede tratar una vez diagnosticada.

Visitas: 41

Responde a esto

Publicidad

twitter

Facebook

© 2018   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio