Club Salud Natural

Comparte,Publica,Socializa,Comenta,Disfruta

Muchas veces nos centramos en los dientes durante la rutina de higiene diaria. Pero, ¿Y las encías? Descuidarlas puede tener consecuencias graves sobre la sonrisa, como el desarrollo de la enfermedad periodontal. ¿Cómo mantener unas encías más sanas? En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos los aparato de rayos x, fresas dentales, turbina dentalautoclave dentalContra ángulo dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

 

La salud bucodental va más allá de las piezas dentales. Pero son muchos los pacientes que descuidan partes tan esenciales como la lengua o las encías. Los restos de comida y biofilm oral no sólo se acumulan entre dientes, también en la línea de las encías. Esta es la principal causa de la formación de sarro, además del desarrollo de las enfermedades periodontales:

 

Gingivitis. Es la primera fase de la enfermedad periodontal. La gingivitis se caracteriza por la inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías. En la mayoría de casos la gingivitis es un proceso reversible fácilmente. Pero si no se detecta a tiempo evoluciona a periodontitis.

 

Periodontitis. También conocida como piorrea, provoca síntomas como la halitosis o la movilidad dental. Si la infección avanza hasta las partes más internas del diente puede provocar su pérdida.

 

3 claves para mantener unas encías más sanas:

Existen varios cuidados diarios y a largo plazo para mantener las encías más sanas durante más tiempo, paso a paso:

 

Cada día

Cepillado dental. El cepillado es el primer paso para mantener unas encías sanas. Además de cepillar los dientes, se recomienda realizar movimientos suaves y verticales en la línea de las encías. Se trata de la técnica de Bass, que permite limpiar los surcos gingivales con más profundidad.

Complementa tu cepillado. El cepillo por sí solo no consigue eliminar todos los restos de bacterias y comida entre dientes y encías. Para unas encías sanas, recomendamos completar el cepillado con técnicas como el enjuague bucal y la irrigación bucal.

 

Cada tres meses

Renueva tu cepillo de dientes. Los cepillos dentales, sean manuales o eléctricos, tienden al desgaste con el tiempo. Esto provoca que la limpieza sea cada vez menos eficaz. Una señal que indica que es hora de cambiar el cepillo es si tiene los filamentos muy abiertos.

 

Una vez al año (como mínimo)

Acude a tu dentista. Se recomienda visitar a nuestro dentista de confianza como mínimo una vez o dos al año. Estas revisiones pueden ser cruciales para detectar los síntomas de la enfermedad periodontal.

 

Realiza una higiene dental profesional. La higiene bucal profesional es el mejor tratamiento de prevención bucodental. Con técnicas mínimamente invasivas y en una sola sesión, eliminamos los restos de bacterias y el sarro entre dientes y encías.

Visitas: 13

Responde a esto

Publicidad

twitter

Facebook

© 2018   Creado por DieteticaExpress.   Tecnología de

Contactar  |  Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio